andrea lescano

Enero

Comenzó en la casa de mis papas, había decidido estar 15 días en el pueblo, visitar a las amigas de la infancia, recorrer las calles que antes camine y ayudar en los preparativos del cumpleaños 80 de mi abuela. 

Volví a la ciudad, a mis cosas.  Le mande una carta a  mi ex, diciéndole que la amistad no estaba funcionando porque estaba enamorada de ella. Se enojo, me dejo de hablar. 

Febrero

Empece a trabajar muy temprano, tomando exámenes un 5 de febrero. Me la pase en preparativos para el año lectivo, visite amigos. Hice trabajos para los seminarios del doctorado.

Marzo

En el grupo de amigas que habíamos armado para el viaje al Encuentro Nacional de Mujeres  2017 empezamos a organizar ventas para financiarnos el viaje 2018. Hicimos empanadas, nos reimos, nos emborrachamos haciéndolas. Empezamos a unirnos, a hermanarnos. Y hablando de hermanas, se sumo mi la mia al grupo. Comenzo un proceso de vincularnos desde otro lugar, el del feminismo. 

Empezaron las clases. 

Abril

Volví a la casa de mis viejos. Me pelie con mi tío materno. Discusión familiar, me vuelvo afectada y triste. 

Las cuerpas me contienen, me abrazan. 

Me empiezó a enganchar con la ex de una amiga. Conflicto interno: ¿Códigos? 

Mayo 

El cuerpo y las cuerpas en la calle. 

Acompaño a una amiga a hacerse un aborto. Se complica, acompañamos el proceso. 

Junio

Se vota en el congreso la ley de aborto legal. Algunas viajan, el resto nos emocionamos desde casa. Hacemos vigilia, nos abrazamos, nos reimos, el amor nos permitía superar todos los nervios de ver los cuerpos de las amigas en jaque. 

Seguimos con ventas, nos seguimos hermanando. La crisis nos pega fuerte y cada vez necesitamos más plata. Empezamos a organizar un conversatorio. 

Julio

El conversatorio se acerca, quedo como oradora/conductora. Desafio importante, me toca mostrarme ante toda la fauna santafecina y feminista. 

Superamos con éxito, nos felicitan. Nos consolidamos como grupo hacia el afuera. Ahora eramos un grupo feminista que buscaba instalarse. 

Agosto

Adoptamos a La Maga, la gata mágica que cambio mi vida. 

Segunda sesión. Viajamos al congreso. Teníamos que ser 3 millones. Llegamos, con mi hermana y otras amigas. Lluvia, mucha lluvia. No salía, sabíamos que no salía. Especulamos. La escuchamos a Cristina, lloramos, nos abrazamos. Entramos a un bar de hombres mayores que vieron invadidos en sus billares con nuestros pañuelos verdes. 

Seguía lloviendo. Me empezó a doler la muela, teníamos frio. Encontramos a mi prima. Nos abrazamos, lloramos de nuevo. Nos abrazamos y no salió. Nos atravesó en el cuerpo. Pero ya no había vuelta atrás en los cuerpos de las pibas que cruzaban la calle agarradas de la mano.  

Septiembre

Mas preparativos para el Encuentro Nacional de Mujeres. Últimas ventas. 

Octubre

Encuentro Nacional de mujeres. 24 horas de viaje en cole, mucha comida sorora, mucho relato pa pasar las horas. 

Trelew. Emoción, cuerpos y cuerpas. Miles de mujeres marchamos juntas, en el barrio y el calle. 

Mi cumpleaños a la vuelta. Me emocione. Mi hermana me dijo que renació en ese encuentro, y yo sentí que nuestra relación había renacido. 

Noviembre

Crisis laboral. Crisis con una amiga. Caos y tristeza. Los vaivenes de la emoción e inestabilidad. 

Diciembre. 

Cierre de proyecto doctoral. Parece que la vida intenta equilibrar esas emociones, me ofrecen un trabajo nuevo y por fin siento que voy a hacer lo que me gusta. 

Mil momentos, mil aprendizajes. Un solo cuerpo que resiste y transita.  

***Compartí este artículo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.