bechiblue


Era de noche, y yo estaba en casa con una pollera verde que por algún capricho me quise poner.

Eran mediados de junio, pero el frió de mi casa se hacía sentir, claro que en la calidez de mi casa solo lo veíamos por fuera.

Jugabamos algún juego de mesa con unos amigos de barrio, cuando mi mama nos llamo ansiosa para que miremos por la ventana.

Atropellados fuimos a ver que pasaba….

Nevaba, nevaba copos de algodón que caían sutilmente del cielo, casi planeando…

Todos salieron por la puerta del living llevándose por delante los sillones.

Nevaba, y  era la 1ª de ese invierno.

Yo, no quise ser menos y con lo puesto salí corriendo afuera.

Me detuve y sentí….sentí como la suave nieve caía en mi cara, y acariciaba como una lágrima de alegría.

Cerré los ojos y solo sentí…

Era tan grande la alegría que el frió no parecía infiltrarse en mi piel

Hasta que oí el grito de mi mama diciendo que me abrigara, sino me iba a enfermar.

Esa noche pasamos las horas de largo, chicos y grandes

Corriendo…riendo… jugando….

Esa noche fue la 1ra nevaba

Esa noche la infancia se disfrazó de nieve y todos volvimos a ser un poco niños.

***Compartí este artículo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.