brujazul

En esta carta te devuelvo todos los abrazos que me diste los dias de frío, todos los besos apurados en la boca antes de tomarte el bondi, todos los te quiero dichos en la cara que aun tengo clavados en el pecho como agujas. Te devuelvo el calor que me dabas en la noche cuando la pieza estaba helada y nos acurrucabamos los dos entre las sábanas para soportarlo juntos, te devuelvo las sonrisas y los mates en la mañana, te devuelvo las risas que me sacabas y los enojos. Te devuelvo todo porque tenerlo no me deja seguir, tenerlo implica pensarte y recordarte todos los días y sentirme un poquito mas rota cada vez, cuando me doy cuenta que la vida sigue pero yo no. Que sigo atascada en medio de tanta gente que va y viene, y pareciera que estoy parada en medio de una plaza atestada de personas que van a algun lugar y yo estoy perdida preguntandome como volver a casa, y casa son tus brazos y quedan tan tan lejos que se que jamás voy a poder encontrar el camino de vuelta. Y me enriedo en otros caminos que no me llevan a ninguna parte, y termino mas perdida. Y necesito, necesito que te lleves todo esto que me atraviesa para asi poder seguir, o que seas mi brujula y mi mapa y me vengas a buscar como tendrias que haber hecho hace tiempo. Cortázar decía que el amor era un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Y mas que un rayo parecen miles y los siento todos dentro mio y al mismo tiempo y no se como hacer que el dolor se termine. Y quisiera poder mentir y decir que estoy bien, que te pienso poco y siempre te recuerdo con cariño y nostalgia pero ya sin dolor, quisiera poder decirte que no lloré cuando supe que habias encontrado a alguien más, y que no hablo de vos con mis amigas cuando tengo un día malo. Pero nunca pude mentirte y sabrías enseguida lo mal que estoy, y es por eso que te devuelvo todo lo que me diste y un poco más, y te pido que si alguna vez tenes la intención de volver, no lo hagas. Porque para ese entonces espero estar bien y con todo en orden. Y la realidad es que vos vas a er siempre ese rayo que me parte los huesos y me deja estaqueada en la mitad del patio.  

***Compartí este artículo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.