cande

Olor a milanesas
recién salidas del horno

Conversaciones superpuestas
en una mesa larga que no se acaba.

Un abrazo porque sí
porque lo necesito
porque lo pido

Almuerzo listo en la mesa
Cómo te fue
Contame tu día
Comé rápido que se acaba

Desorden, gritos, risas
Siempre un violín de fondo
haciendo escalas
o repitiendo mil veces
el mismo pasaje

Gritos que a veces tapan la música

Mucha gente
mucho ruido
(a veces tanto
que te sentís un poco sola)

Una respiración pausada
que rompe el silencio de la noche.
También respiro profundo.
Me tranquiliza
saber que estamos vivas.

Un libro al costado de la cama
Postales en la pared
Zapatos en el suelo.

Te y chocolate
y una manta bien bien suave.
Un día de frío
pies en la chimenea
madera que crepita
suave murmullo que adormece

Miradas
mensajes
salidas.

Tu sonrisa fresca,
lluvia en el verano

Mi casa también está
donde estás vos
Donde te siento respirar
y también me llena
sabernos vivos.

***Compartí este artículo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.