euge ferreira

Empiezo el año en Rocha. Tengo las vacaciones más divertidas de mi vida. Fumo porro, me hago muchos amigos, tomo mucho alcohol. Aprendo a liberarme un poco más. Es mi cumpleaños, que me aburre y me da nostalgia y me hace sentir sola, pero la paso bien porque estoy entre amigas. En febrero me aburro. Siempre pensé que es el peor mes del año. Hay que estudiar para dos exámenes y salvo uno. Cada vez me siento menos capaz y no sé por qué. En marzo empiezo las clases y salgo mucho. Empiezo a hablar sobre poesía en instagram con un chico que ya conocía de antes. Un 8 de marzo que siento el feminismo creciendo en mí. Empiezo a fumar puchos porque sí. En mayo sigo saliendo seguido y la facultad es un peso. En una ciudad del interior leen un poema mío al final de la marcha del silencio. Salgo por primera vez con el chico de la poesía. Siento que me gusta. En junio siento que no puedo más y empiezo terapia, que me remueve todo lo que tenía guardado. Sigo saliendo con él y cada vez me gusta más. Me animo a mostrar más mis poemas y considero anotarme en concursos. En julio tengo el receso en la facultad y más exámenes, me va bien pero estoy cansada. Cada vez estamos más juntos pero las cosas que vienen de afuera me hacen dejarlo y me pongo muy triste. Me doy cuenta que lo quiero. Intento dejar de fumar y no puedo. En agosto decido seguir saliendo con él y ahora sí siento que la decisión es mía. Empiezo las clases y estoy desmotivada. Sigo con terapia, cada vez fumo más. En setiembre algo se apaga y no nos hablamos tan seguido. Eso me asusta y me doy cuenta de que me estoy enamorando por primera vez. En octubre volvemos a hablarnos y a salir. Nos decimos “te amo” por primera vez. Me invita a conocer a los padres y tengo muchos miedos. En noviembre conozco a sus padres y él conoce a mi madre. Ahora somos novios. Empiezo a tener dudas acerca de mi carrera.
En diciembre tenemos días difíciles porque el contexto de nuestra relación es complicada. Siento que lo quiero como nunca quise a nadie. Decido cambiar de carrera. Tengo la posibilidad de encontrar un buen trabajo. Estoy planeando mis vacaciones en Brasil. Soy feliz.

***Compartí este artículo :)

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.