la yole

hola
admito que fue dificil enfrentarse a la hoja en blanco. es que el destinatario sos vos, que ni siquiera esperás un mensaje mío en whatsapp. 
admito que tuve que escribirte desde el exceso de un vino berreta que compré en el chino. y que espié las cartas de mamá y papá para saber cómo eran. y que tengo puesto el pijama feo de la princesa cabezona (aunque me guste tanto tantísimo estar bonita en la cama). admito que escribí en la compu antes, no es ésta más que una carta transcripta. porque me cuesta expresarme a puño y letra. como si la necesidad de escribir prolijito detuviera el fluir de la conciencia. como si pusiera otro freno a lo urgente que se me hace todo lo que quiero decirte. que no es mucha cosa  (porque empecemos de a poco) pero es complicado porque hay toda una historia una infancia una amistad. imaginate si encima tengo que controlar que el puntito de la i esté en su lugar. 
admito que quisiera llamarte amor y que ya me armé un montón de cuentos revolucionarios de acuariana enamorada. y que no sé si alguna vez te voy a mandar esta carta.

porque
es que
qué miedo
cómo decirte

me gustás

aparte seguro no es recíproco ni mucho menos. y  ya sé que capaz gustar es un montón pero también capaz el que exagera sos vos. o sea en un punto usamos la misma palabra para hablar del helado o la ropa amarilla o la playa brasilera. y todo bien pero a nadie le da tanta vergüenza decir que le gusta el helado. ni siquiera el de menta granizada, aunque sea tanta la polémica tuitera. incluso hay todo un sentimiento identitario en esta disyuntiva tipo #teammenta.
nadie escribe cartas ni pasa años disimulando su deseo de tomarse un helado y a fin y a cabo todo es una cuestión de gustos. ser mi helado menta granizada no te hace especial pero no sabés las ganas que tengo de pedirte en la heladería de la esquina. y no sé si preferiría tomarte o que nos quedemos ahí y nos derritamos juntes en la tardecita de enero. y que seamos líquido verde agua y rosado (porque sé que te gusta la frutilla y sabés que el rosa es mi color favorito).  
nadie escribe cartas para invitar a otra persona a ser su helado menta granizada así que me limito a ver si tenés ganas de tomar un helado conmigo. no me voy a reir cuando pidas de frutilla al agua pero porfa no te rías cuando diga que gusto de vos

***Compartí este artículo :)

7 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.