lui

Son extrañas las formas en las que una se encuentra dándole vueltas a las mismas cosas una y otra vez, así que acá voy, a decirte finalmente lo que no he podido en todo esto tiempo. 

Amo que te gusten tanto las aves, y que yo haya aprendido a identificarlas gracias a vos. Ahora solo veo pájaros. 

No tomas mate y sin embargo cebás los mejores que he probado hasta hoy. Sos cuidadoso, atento con todas y cada una  de las palabras que decís. Dolorosamente atento. Desee muchas veces que se te escapara alguna forma amorosa sin pensarlo, y poder quedarme con ese momento de distracción. 

Todavía me duele pensar en vos, porque todos los errores siento fueron míos. Aunque sepa que no. 

No sé manejar el desapego, y los seres libres como vos hacen que le tema a mi propia libertad. Pero además hacen que de a poco la descubra, con miedo. Así que gracias. Por ser un ser tan libre y abierto a todo, incluso a dejar caer las cascaritas que tenías hace mucho tiempo pegadas. 

***Compartí este artículo :)

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.