cardo azul

1

Miré el cielo estrellado, suspiré y esperé que pasaran los estruendos.  Es el primer minuto del primer año que veo llegar sin estirar la mano y tocar a mi vieja. Todo lo que éramos ambas se ha transformado, nosotras, lo que nos ofrecemos y lo que somos capaces de darnos. La decisión fue consensuada, no más últimas horas del año…