tormenta

Armar un altar con velitas.
Deshacerme de cosas viejas: libros, ropa, adornos.
Tirar, regalar.
Seguir aprendiendo a tocar el ukelele, aprender a tocar la guitarra.
Viajar.
Ahorrar para seguir viajando.
Compartir más cosas con mi madre, volver a ver a mis hermanas. Las extraño.
Volver a escribir.
Pintar aunque sea muy mala.
No pensar tanto.
Ir a la astróloga para hacerme la revolución solar.
Comprarme una bici y animarme a usarla.
Terminar todos los libros que tengo empezados y que me hacen sentir culpable.
Recibirme.
No gastar plata en taradeces, organizarme mejor.
Cambiar de trabajo.
Dejar de fumar de una vez.

***Compartí este artículo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.